¿Cómo y cuándo empezar a cuidar tu piel?

Nuestra piel es nuestra carta de presentación al igual que nuestra barrera protectora del entorno que nos rodea. Pero además de protegernos también cumple con otras funciones de vital importancia para nuestro metabolismo, regulación de temperatura corporal, sensaciones que percibimos a través del tacto, entre otras.

El cuidado de la piel debe tener la misma importancia que nuestra salud bucal y nuestra salud en general, pero en este punto, surge la duda de ¿cómo y cuándo empezar a cuidarla? Pues a continuación te contamos algunas recomendaciones.





¿Cómo empezar a cuidar tu piel?


Al igual que una dieta balanceada, la piel necesita una selección de productos que le ayuden a verse, mantenerse y estar saludable. Esta selección de productos se conoce como rutina de skincare y escoge los productos idóneos para el tipo y necesidades de piel de cada paciente. Una rutina adecuada no se compone de uno o dos productos, sino de los dermocosméticos que tu piel verdaderamente necesita. Recuerda que no existe el “producto milagroso” que lo hace todo, pero sí una rutina que se enfoque a lograr tus objetivos. Tampoco se trata de que la persona que más productos usa, es la que mejor cutis tiene, pues ¡la rutina efectiva tiene los productos que tu piel realmente necesita!


En SOMMA consideramos que cada persona es un mundo diferente, por eso nuestra especialidad es recomendar rutinas de skincare que se ajusten a las necesidades de cada persona. Somos expertos en skin diet. Sin embargo hay ciertos productos que son esenciales y nunca deberían faltar en cualquier rutina. Te contamos cuales:


Protector Solar: también conocido como bloqueador solar, filtro solar, pantalla solar, etc. Es un producto que JAMÁS debe faltar en tu rutina diaria de skincare. Un protector solar ayuda a reducir el impacto de los rayos UV del sol, evitando que nuestra piel envejezca, se pigmente o reseque. También nos brinda protección de las luces artificiales y dispositivos electrónicos que emiten la nociva luz azul. El protector solar se usa todos los días, inclusive sin estar expuestos directamente al sol. Se recomienda retocar el protector solar a lo largo del día dependiendo del tipo de filtro solar y su SPF.



gif

Limpieza: la limpieza del rostro se debe realizar dos veces al día. La primera al levantarnos para retirar el excedente de los productos de la noche. La segunda en la noche, antes de acostarnos, para limpiar todo lo que nuestra piel ha recibido durante el día (polvo, contaminación, smog, etc.) Se recomienda que el protocolo de limpieza tenga un jabón y un removedor. El jabón se usa una vez al día y es perfecto para garantizar buena asepsia de la piel. Sin embargo, si se abusa del jabón (independientemente del que sea), este puede resecar la piel. El sustituto y complemento perfecto para el jabón, es el removedor o limpiador que debe seleccionarse según el tipo de piel. De tal forma que si lavamos con jabón el rostro el la mañana, limpiamos con el removedor en la noche o viceversa según más le convenga al paciente.




HIdratación ó Humectación: Siempre mantener una piel hidratada o humectada va a ser una buena decisión. Sin embargo es importante hacerlo con un producto adecuado para cada tipo de piel. La hidratación es una buena opción para pieles mixtas o grasas y cuenta con opciones tipo gel o de base acuosa que son más ligeras y no dejan la piel brillosa/grasosa. Sus fórmulas no son comedogénicas, es decir no provocan granitos.

La humectación es el camino a seguir para pieles con tendencia seca a reseca ya que sus fórmulas son más oleosas y ayudan a que la piel se mantenga húmeda por más tiempo. No se absorben con tanta facilidad y ayudan a que la piel se esté lubricada.

Usar la crema adecuada para ti, marcará una gran diferencia en la belleza, salud y apariencia de tu piel. Nuestras pacientes notan cambios dramáticos con la selección adecuada de sus dermocosméticos.


gif

Exfoliación: Recomendamos realizar exfoliación una vez por semana. El exfoliante actúa como un pulimento que ayuda a eliminar impurezas y células muertas de la piel, garantizando que luzca tersa y renovada. Este ritual de pulir la piel es una buena opción para complementar rutinas de acné o manchas.



Esta selección de productos son parte de una rutina básica de skincare pero existen otros productos que pueden incorporarse según cada caso. En SOMMA contamos con más de 60 productos para tratar: arrugas, manchas, acné, entre otras necesidades de la piel.


¿Cuándo empezar a cuidar tu piel?


No existe una edad específica en la que debas empezar a cuidar tu piel, pero es importante que estés consciente que el cuidado de la piel va a ser parte del diario vivir. Al igual que el cepillado de los dientes, es importante que cada persona desarrolle el hábito. Y pues nuestra recomendación es que al igual que el cepillado de dientes, empieces desarrollando el hábito en los más pequeños de la casa. Puedes empezar incentivando el uso del protector solar y poco a poco ir incorporando los demás productos de cuidado básico. Los niños no te agradecerán ahora pero vas a ver que en unos años lo harán, porque a nadie le gustan las arrugas, las manchas o las secuelas de acné.

También es importante mencionar que nunca es tarde para empezar a cuidar tu piel. Tu autoestima se correlaciona con la forma como te ves y cómo te sientes. Tu cuidado personal parte de tomar la decisión de hacer las cosas por ti, porque si tu no cuidas de ti, nadie más lo hará.





Visítanos y recibe asesoramiento personalizado para obtener una rutina de skincare pensada en las necesidades de tu piel.


Agenda tu cita llamando al (02)244-6028.

154 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo